27 ene. 2013

Nueva familia: adaptación.

Welcome!

Te subes al avión, sabiendo que la familia con la que compartirás los próximos 12 meses estará esperándote en el aeropuerto. Nervios, miedo, dudas... ¿cómo serán? ¿qué les digo? ¿cómo les saludo? ¿cómo me tratarán? ¿nos entenderemos? Muchas preguntas pasaron por mi cabeza, es un año de mi vida, un año compartiendo casa, comida, viajes, experiencias, TODO: como si fuese tu propia familia.

Bajas del avión, vas a por tu maleta y ves los renacuajos y a su padre mirando como bajas las escaleras cargada con tus cosas y te dices: "Allá vamos, hacia una nueva experiencia; puede que salga bien, puede que salga mal, pero esto tengo que aprovecharlo".

Llegas a tu nueva casa, nueva habitación, nuevas normas, nuevos vecinos, nuevo gato, nuevo horario, nueva comida, nuevas costumbres, nuevo TODO... y tienes que hacerte a la idea, tienes que aprender mil cosas en tan solo unos pocos días, porqué a partir de ahí estás sola ante tus obligaciones:

Aprender a conducir con las leyes de aquí, aprenderse el camino a las escuelas, actividades extraescolares y respectivos horarios, acostumbrarse a las comidas que hay que preparar a los niños cada mañana (por que por lo menos con las de España, no tienen nada que ver), acordarse de lo que pueden hacer, lo que no y cuánto tiempo...

Pero eso es lo más fácil. La adaptación más difícil es ganarse a los niños, para ellos eres una extraña, acaban de dejar a otra AuPair con la que han pasado un año, etc. y para eso el único remedio que hay es el tiempo y la paciencia.

Has de vivir un año con esa familia, así que has de ser tu mismo; tolerante y con la mente bien abierta es muy fácil adaptarse, conocerse, intercambiar opiniones y culturas. Hablar sobre las diferencias entre vuestros países siempre es un buen tema de conversación y a los niños les encanta.

22 ene. 2013

Primer contacto con el idioma

Crazy!

Esta seria la palabra adecuada para describirlo. Mi nivel de ingles no es realmente malo, pero definitivamente los primeros días acabas volviéndote loca!

Es bastante duro el cambio en general. Tu mente tiene que empezar no solo a hablar en inglés, has de aprender a pensar en inglés, ya que todo aquel con quien compartes una charla, a quien le preguntas algo, etc. solo te va a entender de esa manera.

Tu mente pasa de estar cómoda a tener que concentrarse cada segundo del día, atender, escuchar y centrarte en cada palabra, para no perder el hilo, para saber qué tienes que hacer, hacia dónde tienes que dirigirte, qué te están explicando...

Hay momentos de frustración; de impotencia por no saber como expresarte; de confusión; de tener que darle mil vueltas a una frase, buscando sinónimos porque no sabes una palabra; de momentos en que parece que estás jugando a las adivinanzas/mímica/descripciones... Y es un poco duro, pero acabas acostumbrándote y mejorando muy rápidamente.

CONSEJO: cuando te vas al extranjero, la gente te dice que no te juntes con personas que hablen el mismo idioma que tú, ya que de ese modo tu objetivo de tener rápidamente un nivel de inglés alto fallará. ¡ERROR! Si, como yo, vais a estar un año fuera, viviendo con una familia nativa, lo mejor que puedes hacer es tener a alguien con quien puedas hablar tu propio idioma, relajar un poco la mente, despreocuparte de entender y hacerte entender. Y si no lo hay, siempre tenemos las redes con las que podemos contactar con nuestros amigos/familiares.

15 ene. 2013

Llegada a EEUU

Aeropuerto de Barajas - visa y papeles en mano - check in - 
maleta embarcada - mochila, libro y billetes - 17 horas por delante

Ir de Au Pair es claramente una gran ventaja. 17 horas de avión dan para mucho, oyes hablar a la gente y acabas conociendo a alguien que va, como tu, a pasar un año en USA. En el avión eramos 3 españolas, y en Mucnich (donde hicimos escala) se unieron unos 8 Au Pairs más, así qué SÍ, ¡fue fantástico!

Durante todo e viaje, realizan un control riguroso de seguridad cuando tu propósito es llegar a USA. Te abren el equipaje de mano, fuera botas y chaquetas, te escanean por si escondes algo en tu cuerpo y te hacen enseñar unas 5 veces tu pasaporte antes de salir por fin a suelo americano.

Llegamos al aeropuerto de New Jersey, donde nos estaban esperando con un cartelito. Nos llevaron a un hotel, donde nos reunieron para distribuirnos las habitaciones. Durante los primeros 3 días realizamos un "curso de adaptación"* en ese hotel.

En este curso nos pusieron al día sobre las costumbres americanas, las comidas, los horarios, los hábitos, la educación a los niños, algunas leyes importantes, la conducción, algunas características de las edades de desarrollo de los niños y también sobre primeros auxilios. (De estas cosas iré hablando cuando tenga contacto directo, vivenciado por mi misma). La agencia, totalmente recomendable y muy segura es: AuPairCare

Tengo que decir, que también tubimos tiempo para realizar un tour increible por Nueva York!! y por supuesto, relacionarnos con much@s Au Pais y empezar con el inglés...

6 ene. 2013

¿Qué llevo en mi maleta?

No es fácil hacer una selección de cosas importantes que meter en una maleta, sin sobrepasar los 23 kg, para todo un año de nuestra vida.

MUY IMPORTANTE: visa, contrato/documentación, permiso de conducir internacional, tarjeta telefónica,

TECNOLOGÍA: ordenador, móvil*, cámara de fotos y respectivos cargadores.

DIARIO: gafas, pijama, deportivas, zapatillas cómodas y algún zapato y bota. Ropa cómoda, algo de deporte y algo de vestir.

INVIERNO: guantes/bufanda/gorro, abrigo.

VERANO: bañador, gafas de nado, chancletas.

Así, siempre tirando por lo bajo. Porque claramente allí vamos a tener un sueldo y a comprarnos cosas. Más vale comprar algo allí que pagar por llevarlo (si sobrepasas el peso de la maleta hay que abonar una tasa) porque luego, a la vuelta ¡las restricciones del equipaje son las mismas!

¡Malea hecha y cerrada!


*Móvil: Se puede pasar el la tarjeta a pre-pago, para no tener que pagar durante el tiempo que no estamos, ya que usarlo allí es muy caro. Hay que hacerse una tarjeta con número americano.